Una vez nos hemos mudado, ¿cómo ahorramos en nuestra nueva casa?

consejos para ahorrar después de la mudanza a una nueva casa

Cambiar de casa supone empezar una nueva vida y una nueva vida implica un cambio de hábitos, es por eso por lo que al mudarte a un nuevo hogar tendrás que revisar tus tarifas energéticas. Porque puede que es posible que tu siempre hayas tenido una tarifa eléctrica de discriminación horaria pero quizás en tu nueva casa tienes una secadora y no la quieres estar usando durante la noche, cuando todo el mundo está durmiendo y se necesita paz y tranquilidad.

Primeros pasos en tu nuevo hogar

Si tu nueva casa es de nueva construcción lo primero que tendrás que hacer es revisar toda la documentación necesaria para dar de alta la luz. No te preocupes por qué compañía elegir: la documentación necesaria para dar de alta la luz en Iberdrola es la misma que la de Endesa. En todo caso, para conocer más en profundidad cuál es la documentación necesaria para dar de alta la luz, puedes echar un vistazo al siguiente artículo: https://www.companias-de-luz.com/dar-de-alta-la-luz/mudanza/documentacion-necesaria/.

¿Cómo ahorrar en tu factura de la luz?

El mejor consejo que te pueden dar para ahorrar en tu factura de la luz es utilizar un comparador eléctrico que te indicará los contratos energéticos con los que pagarás menos por la electricidad según tu caso particular. Con esta herramienta gratuita ahorrar en la factura de la luz es mucho más fácil y rápido, ya que el comparador permite buscar entre todas las tarifas disponibles sin necesidad de ir de una a una. Sin embargo, hay que tener en cuenta dos aspectos:

  • Si puedes realizar el grueso de tu consumo en a determinadas horas en las que el coste de la luz es más económico, entonces deberías optar por las tarifas de discriminación horaria.
  • Las tarifas estables, con el mismo precio de la luz durante las 24 horas, es perfecta si tu consumo eléctrico es durante todo el día, así no te llevarás sorpresas en tus facturas.
  • Para no llevarte sorpresas a final de mes, puedes solicitar a tu compañía pagar un precio fijo al mes durante un año y regularizar lo que no se haya pagado al final; es decir, que te devuelven el dinero si has pagado de más o tendrías que pagar lo que falta por abonar.

¿Cómo puedo evitar los gastos innecesarios?

Por muy económica que sea una tarifa, si realmente no se optimiza el consumo es muy probable que tus recibos de la luz sean altos. Para evitarlo, a continuación te damos algunas ideas para que tus recibos de la luz en tu nuevo hogar sean mucho más económicos:

  • Trata de no dejarte ningún aparato en ‘stand by’ y que estén completamente apagados cuando no se usen. Puedes encontrar más información sobre ello en este artículo.
  • Procura que la temperatura de la calefacción sea de 21 grados, que es la adecuada para un calor óptimo sin gastar de más. Por supuesto, esta temperatura tiene que ser menor durante la noche, o también se puede apagar.
  • Cambia las bombillas por unas nuevas de la modalidad LED.
  • Procura que tus electrodomésticos sean de bajo consumo o que cuenten con la modalidad ECO.
  • Cuando utilices el horno, intenta aprovechar al máximos su capacidad ya que necesita gastar mucha energía para funcionar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *